Colegio Altamira

El Acueducto 2022 -2104, Peñalolén

+56225207300

Odisea

Como colegio Altamira, el año 2010 decidimos dar una mirada transformadora al tradicional viaje de estudios, convirtiéndolo en una travesía de aprendizaje en que, mediante la convivencia con otros y otras, nuestros y nuestras estudiantes puedan mirarse, reconocerse y valorar su identidad, en tanto individuos, y, gracias a este gesto, devenir en seres humanos que se convierten en aportes significativos para sus grupos de pertenencia.

Es así como instalamos nuestro hito “Odisea”, el que deseamos que se convierta en un viaje de retorno, pero ya no el que contó Homero, el de un hombre anciano que vuelve a su país luego de una larga ausencia, sino el de un grupo de adolescentes a los que lanzamos la invitación para recuperar y, por ende, retornar a la identidad propia, a esa que parece habérsenos extraviado en esta época de globalización y pantallas. Esta “Odisea” que nuestros y nuestras estudiantes de Segundo Medio emprenderán es, finalmente, un viaje de reencuentro con la identidad chilena.

Por último, nuestro viaje Odisea es una metáfora de lo que, simplemente, es el viaje que implica vivir, en donde los obstáculos se valoran porque son los que, finalmente, edifican nuestras fortalezas. Odisea marca la antesala de la última etapa de la vida escolar, momento en que nuestros y nuestras estudiantes se encontrarán con nuevos compañeros de viaje, gracias a la posibilidad que les abrirán los ramos electivos, y con la trascendente disyuntiva de decidir cuáles serán los caminos particulares que seguirá cada uno. De ahí, la enorme y maravillosa trascendencia pedagógica y humana de esta gira.

 

“Odisea” está concebida como un viaje cuyos propósitos esenciales son:

 

- Convertirse en un momento especial para que cada estudiante puede mirarse y considerar cómo ha estado siendo y cómo quiere ser de ahora en adelante, en pos de que los dos últimos años de su escolaridad sean los mejores en cuanto a su desarrollo individual y a su aporte al grupo y a la comunidad.

- Fortalecer los vínculos e identidad de los viajeros y viajeras, tanto desde el punto de vista individual, como desde el cariz del grupo curso y de la pertenencia a la comunidad altamirana.

Posibilitar la apertura real al mundo, mediante un viaje en que nuestros estudiantes valoran y agradecen la oportunidad de vivir esta travesía.

- Estar abiertos a cualquier oportunidad en que puedan regalar sus talentos, tanto a sus pares como a las distintas personas con las cuales compartirán en el viaje.  

- Generar instancias concretas que encaminen a los jóvenes en la reconstrucción de la figura del adulto como un sujeto confiable, tomando en cuenta que están viviendo una etapa que se caracteriza por el cuestionamiento y desconfianza en el mundo adulto.

- Propiciar la valoración del otro como un legítimo otro en la convivencia.

 

Comunidad Jacarandá