fbpx

Son hasta 15 años los que un estudiante puede llegar a pasar recorriendo los pasillos del Colegio Altamira, llegando como un niño o niña a playgroup y despidiéndose como un adulto en IV° medio.

 

Cada integrante de la comunidad altamirana fue marcado por esta generación. Es por esta razón que una despedida no era suficiente para agradecer este tiempo junto a profesores, compañeros y apoderados. 

 

De playgruop a sexto, una conexión con sus inicios.

 

El “colegio chico” como se le llama al edificio más antiguo del Altamira es donde se encuentran nuestros estudiantes más jóvenes. Probablemente, muchos hayan jugado a la pinta o a la escondida por primera vez en alguno de sus patios.

 

La primera despedida que tuvieron fue del primer lugar en el que tuvieron clases.  Un largo pasillo lleno de globos, serpentinas y sus compañeros más jóvenes los recibía con alegria para pasar del patio azul hasta la cancha de patinaje.

 

En el punto los esperaba un rico desayuno lleno, un hermoso poema recitado por sus compañeros de 1° básico y un mandala con un mensaje para cada uno. De esta forma, cada estudiante pudo conectarse con su niño interior.

 

Pero la despedida no terminó ahí, sus compañeros de Alquimista (5° y 6° básico) les tenían una sorpresa en forma de canción

 

Despedida IV°S medios PG a 6°básico

 

Desayunando con sus predecesores, un desayuno con III°medio

 

Para algunos estudiantes el paso de ser los más pequeños a los más grandes pasa en un pestañeo, este ritmo se acorta más cuando hablamos de la media. Son estos cuatro años donde la distancia entre edades es cada vez menos notoria y empiezan a surgir más amistades entre distintos cursos. 

 

Por esto mismo es que los estudiantes de III°medio les quisieron realizar un desayuno a sus compañeros, donde pudieron conversar, jugar y disfrutar de estos últimos momentos en el colegio con ellos.

 

Despedida IV°s desayuno con III°medio

 

Una despedida en familia

 

Cuando llega un alumno nuevo, también llega una familia nueva que pasa a ser parte de nuestra comunidad altamirana. Quienes más orgullosos están de nuestros estudiantes son sus propias familias, así que ellos también querían realizarles una despedida como corresponde y pudieron compartir de una hermosa jornada matutina donde recordaron muchas instancias juntos. Dónde los profesores jefe también dieron algunas palabras:

 

«Estoy profundamente agradecida del grupo humano que es el IV° medio C, les tocó un III° y IV° súper complejo y les tocó muchas veces caerse y levantarse y aun así lo hicieron. Muchas gracias por confiarnos a sus hijos» Claudia Andrade

 

 

Una despedida junto a todos sus compañeros de media

 

Una despedida multitudinaria fue el adiós que realizaron los estudiantes de 7° a III°medio; por un lado, el centro de estudiantes dedicó bellas palabras a los futuros exalumnos:

 

«Estoy aquí desde Playgroup, recuerdo ser pequeña y verlos como un ejemplo, quiero ser como ustedes. Les deseo un futuro super bacán y que el universo este de su lado» (Florencia Riffo)

 

Además, parte de la banda del colegio tocó «Canción para mi muerte» (Sui Generis) y «Al final de este viaje» (Silvio Rodríguez)

 

Finalmente, cada estudiante recibió un pequeño sobre con buenos deseos por parte de sus compañeros y compañeras más jóvenes.

Despedida IV°S medios 7° a III°medio

Una despedida con quienes los observaron crecer

 

El viernes fue una jornada realmente emotiva para los IV°S medios, primero fueron los apoderados, luego los estudiantes y finalmente los profesores, quienes realizaron un íntimo momento de agradecimiento hacia los futuros exalumnos.

 

Poemas, discursos, videos y una interpretación en coro de Acuarela (Toquinho) fueron las formas en que los profesores se despidieron de esta generación.

Despedida IV°S medios profesores