Los peques del 4°B decidieron poner manos a la obra y, para
celebrar el Día del Libro, diseñaron una biblioteca muy especial en su pasillo.
¿Por qué especial? Porque además de traer sus revistas y libros favoritos, dispusieron
coloridos  cojines y plantas para leer,
como en el living de su casa. Si no nos creen, sigue leyendo…

Los niños y niñas además pintaron en forma entusiasta la
portada de su libro favorito y realizaron una bella exposición en el muro de su
sala.

¿El resultado? Un minuto mágico para todos los que pasamos distraídamente
por ahí y nos encontramos con [email protected]… leyendo, cantando  e invitando a leer.

¡Muchas felicitaciones  niños y niñas!