Periódicamente
nuestros [email protected] del “Taller experiencias laborales” acuden a la
imprenta Las Condes a experimentar cómo es vivir una jornada normal de trabajo.
Pero ¿cómo son recibidos? ¿Es valorado su aporte? Aquí te lo contamos  

Por Andrea Villegas, Terapeuta Ocupacional

Para Marcelo Maldonado, encargado del Taller
de Manufactura de la imprenta en donde van nuestros altamiranos está gratamente sorprendido por
su gran sentido de responsabilidad y compromiso. “Son
cuidadosos con el entorno, respetuosos y muy minuciosos al momento de trabajar”, explica.

-¿Cómo
evalúa la experiencia con los estudiantes del Colegio Altamira que trabajan en
su empresa?

Es una
experiencia nueva. Es primera vez que trabajamos con jóvenes que tienen capacidades diferentes. Hay que saber guiarlos, pero ellos entienden rápido y
son más responsables que otros jóvenes que conocemos.

-¿En qué
sentido han sido un aporte en el área en donde se han desempeñado?

Le ponen
empeño en todo lo que hacen. Aquí vienen estudiantes de la escuela de artes gráficas,
y los estudiantes del Colegio Altamira son mucho más responsables que ellos, jamás
sacan la vuelta, ni se niegan a hacer alguna tarea

-¿En qué
sentido usted valora esta experiencia de inclusión laboral?

Pienso que
todas las empresas deberían abrir sus puertas para este tipo de experiencias
tan positivas.

Personalmente
no hago diferencias de trato con ellos y mis trabajadores. A veces soy exigente
y serio, pero ellos se adaptan al ritmo de trabajo que hay en cada jornada.