[email protected] integrantes del Taller Extra programático de Mosaico del colegio están muy entusiasmados porque plasmarán toda su creatividad en un muro del colegio.

 Esta técnica, que nació en la antigua Grecia y Roma y fue promovida a fines del siglo XX por arquitectos como Antonio Gaudí, aún sigue en auge y cada vez gana más adeptos.

 La naturaleza rítmica y repetitiva de la elaboración de un mosaico requiere un alto grado de concentración por parte del alumno. Se convierten en una práctica de atención plena, en una forma de meditación, con el impacto positivo en la salud mental y el bienestar que ello genera: más sosiego, menos ansiedad, más tranquilidad, más felicidad y, en definitiva, un aumento de la autoestima.

Si quieres participar en el Taller y en la construcción de esta instalación artística en el  Altamira, escribe a: [email protected]