fbpx

“¿Cómo imaginan el mundo que les tocará vivir a nuestros hijos e hijas?” y “Elige tres palabras que caracterizan la educación que queremos para  nuestros hijos e hijas”. Con estos dos grandes temas  propuestos por el Equipo de Gestión Académica comenzó el fecundo diálogo con los  apoderados y apoderadas del colegio.

¿Cuál es el mundo que les va a

tocar vivir a nuestros hijos?

“El mundo que vivimos tiene varios dominios o ejes en donde  están sucediendo algunos fenómenos que nos están cambiando la vida”, explicó  Pedro Rosas, Presidente del Directorio del Colegio Altamira.

El primero, indicó, dijo relación con la automatización. “No digo que esto sea bueno o malo, pero hay que reconocer que el poder de las máquinas hoy es apabullante. El subsecretario del Trabajo hablaba que hoy tenemos un desafío en materia laboral: Se estima que la automatización destruirá  el 14% de los empleos del  mundo en los próximos días años. Pero, que también creará millones de trabajos que se preparen adecuadamente”.

Otro fenómeno que estamos experimentado, señaló, es el crecimiento de la población. “El crecimiento de la población mundial ha sido exponencial.  Nosotros llegamos a ser mil millones en el 800  aproximadamente  y hoy somos alrededor  de siete mil millones”.

En tercer lugar, estamos en un planeta altamente  interconectado. “La mitad de la población del mundo está conectada en internet. El 32% son usuarios de redes sociales y, curiosamente, el país más grande no es China, sino Facebook, que tiene un cuarto de la población mundial como usuario. Somos muchos y estamos conectados”. 

“Otro aspecto a considerar es que estamos, además,  en un mundo en cambio climático. Es decir hay una transformación en la manera de relacionarnos entre los humanos y  el planeta Tierra. Ese es el mundo que les tocará vivir a nosotros y  sus hijos». 

Frente a este escenario, «nosotros pensamos que la educación no va  a ser estrictamente nueva, en el sentido que tengamos que inventar todo de cero. Nosotros creemos que tenemos que rescatar prácticas pedagógicas de la educación más antigua, que tenemos olvidadas, como por ejemplo, la figura del mentor”, puntualizó.

El Aula Multimodal y 

la educación que queremos



“La educación para el siglo XXI desde hace 15 años se ha enfocado en 4 C: la capacidad de trabajar en equipo, la capacidad de comunicar, la capacidad de crear y una educación que fomente la capacidad crítica de los estudiantes”, añadió Orlando Guerrero, profesor y miembro del Comité de Gestión Académica 2019.

“Humboldt encarna perfectamente nuestras  4 C. Toda la creatividad que despliega es porque es un eterno estudiante del mundo.  Y, de algún modo, ese ejemplo es lo que queremos inculcar a sus hijos e hijas. Queremos que sean unos eternos estudiantes del mundo y que ocupen las herramientas y las redes que están a su disposición, sobre todo pensando en este mundo hiperconectado”, destacó.  Así mismo,  anunció “El Aula Multimodal” en el Altamira, cuyo propósito es «que los estudiantes se empoderen del conocimiento de sus tiempos. Que ellos conozcan y puedan  manejar las herramientas de sus tiempos”.

“La idea de que los alumnos puedan darle un sentido a las herramientas tecnológicas. Esta es una  habilidad  que va a permitir que los estudiantes colaboren, creen, analicen y piensen críticamente. Ese es el objetivo final”.  

¿Qué es un Aula Multimodal? «Es un aula en donde hay múltiples modos o medios de transmisión de conocimiento. Cuando uno piensa en un aula en donde se va a insertar el uso de dispositivos digitales, no se imaginen la imagen de un niño mirando solo una pantalla. Porque lo que queremos impulsar es precisamente que  colaboren, para que creen y  piensen críticamente”, explica.   

En ese sentido,  enfatizó  que el trabajo con cualquier tipo de dispositivo digital siempre va a ser en función de una preocupación humana.

La perspectiva interdisciplinaria: 

Una nueva manera de enseñar


“Con relación al cuerpo docente, el Equipo de Gestión Académica impulsó desde enero una evaluación sobre el uso de tecnologías en el profesorado y se realizó una capacitación de inducción; luego, se generó un nuevo modelo de planificación, destacó Loreto de la Vega, Profesora de Arte e integrante del Comité de Gestión Académica 2019. «Ahora todas las unidades del colegio deben trabajar con una perspectiva interdisciplinaria. Esto implica un enorme  desafío  y significa repensar nuestra manera de enseñar”, dijo.

A su vez, la Diseñadora Industrial y Profesora de Tecnología Claudia Ibarra, también miembro  del Equipo de Gestión Académica, además de dar a conocer un valioso  material didáctico creado por las co-educadoras de la Comunidad Karu (Preescolar),  explicó que  se realizó una evaluación diagnóstica el 2018 con el fin de conocer las inquietudes de los/las estudiantes.

“Se evaluaron los tiempos dedicados a actividades  extracurriculares, sus gustos, las didácticas que preferían en el ramo y sus experiencias de años anteriores”. De ahí se elaboraron las respuestas acerca de qué les gustaría hacer y cómo”.  Toda esta información se aplicó a las planificaciones interdisciplinarias. 

A través de este diagnóstico, se logró detectar los tópicos de interés de los estudiantes, por nivel, utilizar los métodos en aula que mejor representen sus  intereses y realizar actividades que generen productos atractivos, novedosos y con proyección. 

“Incluso hemos hecho el pedido para que los proyectos de los alumnos, puedan aportar con material de apoyo o complementario para otras disciplinas o niveles”, señaló la profesora.

Finalmente, durante la reunión, se dieron a conocer las importantes inversiones que se están realizando en infraestructura para potenciar los aprendizajes de los /las estudiantes del Colegio Altamira y se abrió una ronda de preguntas.